Si me dan a elegir entre el calor y el frio, siempre elegiré el frio. El sol, los mosquitos, el calor, la selva y  todo lo que la rodea es preciosa pero disfruto más estando en nevados. De todos modos, este Enero decidimos irnos a La Merced, ubicada en la provincia de Chanchamayo, Junín.

El viaje es de 8 horas a 9 si hay tráfico en la carretera y lo recomendable es ir por la noche para llegar temprano y disfrutar el día, sus deliciosas comidas y conocer la ciudad sin guía.
Al llegar a la Merced, decidimos caminar y llegar a la plaza pero estaba relativamente lejos del terrapuerto por lo que cogimos un taxi que nos llevó por s/5.

Una vez en la plaza, buscamos hotel para alojarnos puesto que a los alrededores no había zonas de camping ni lugares seguros donde pasar la noche.

Cuando dejamos las cosas en el hotel, partimos a buscar COMIDA. Moríamos de hambre y necesitábamos recargar energías para comenzar con pie derecho el día. Cerca de la plaza, a 3 cuadras, está el mercado de La Merced.  Hay comidas para todo gusto y bolsillo. Desde juanes a 3 soles hasta tacaco con cecina de 15 soles. Al no ser amante de la comida de la selva, no puedo dar mi juicio de valor pero te cuento que Gabriel se comió 3 juanes y quería más.

Una de las cosas más divertidas que puedes realizar en La Merced es el turismo de aventura. Hay varias agencias alrededor que te dan informes y la mayoría de los precios son similares. Nosotros optamos por un tour de aventura hacia unas cataratas llamadas “Borgoñas”.
El camino es de ensueño y tiene las vistas más preciosas. Además, haces rapel, escalas una cascada con equipo que lo proporcionan ellos y saltas por un acantilado. Terminando este tour, puedes elegir visitar viñedos, cafeterías, un city tour por Oxapampa, Pichanaki y demás.

Una de las cosas que me enamoró de la selva fue el café. Si pasas por La merced, recuerda ir a Highland Coffee, te aseguro que me lo vas agradecer. Esta cafetería vende el café más caro del mundo gracias a un animal llamado mishasho, quien  al comer las semillas de café, las depura por el sistema digestivo y este grano luego pasa por un proceso donde obtiene el sabor más delicioso y esplendido para los amantes del café.

¿Te atreverías a probarlo?

Carla Morán Pacheco
¡Hola!¡Bienvenido a Tirando Dedo! Me llamo Carla y soy backpacker.
Mi país tiene preciosos paisajes y aprovecho la vida dándome vueltas por diversas provincias de Perú, donde toda la bulla se queda en Lima y el paraíso lo encuentro en las montañas, bosques, lagunas y demás. Esta paz y alegría que he obtenido viajando es la que quiero compartir contigo.
Carla Morán Pacheco on FacebookCarla Morán Pacheco on Instagram